Dónde buscar trabajo

Por Ana Herranz

Es importante sabes cuáles son los canales de búsqueda de oportunidades y cuáles funcionan y cuáles no. Voy a intentar contarlo de forma sencilla

 

Carreras
Pánico a hablar en público

Miedo escénico

Pánico a hablar en público

Por Victoria Gimeno

Recurrentemente, en muchos de mis procesos de coaching, me encuentro a una persona brillante que parece que se va a comer el mundo y de repente, como tema tangencial, me muestra su vulnerabilidad por una presentación que tiene que hacer unos días después. Entonces empiezo la indagación sobre el grado de su conocimiento del tema, y lo curioso es que a pesar de su seguridad ese no es el problema. Su problema es el miedo o incluso pánico a hablar en público.

Coaching Sin categoría

¿Para qué me habrá pasado esto?

Por Arantza Ríos

A veces, nos pasan cosas que sin ellas nunca hubiéramos llegado a ser lo que hoy somos.

Esta es la historia de un empresario que, desde que finalizó su etapa de formación, se dedicó a trabajar en su empresa familiar, hasta llegar a heredarla. Dedicó su vida, en cuerpo y alma, a hacer crecer dicha empresa y lo consiguió. Hace cuatro años la crisis, no paso de largo por su negocio.

Coaching

¿Qué quieres hacer con tu vida?

dreamjob

En el día a día me encuentro que cuando alguien busca nuevas oportunidades laborales, su primera preocupación es el curriculum.

Ana, me gustaría que revisaras mi curriculum

Eso suele ser la primera petición que la gente hace. Y mi pregunta siempre es:

¿y qué es lo que te gustaría conseguir?

Buena pregunta, la verdad es que no lo tengo claro

Carreras

Dos no se hablan si uno no quiere

Por Arantza Ríos

El jefe no lo podemos elegir, pero lo que sí está en nuestras manos es hacer todo lo posible para construir el tipo de relación que queremos mantener con él.

Por las experiencias compartidas con directivos he llegado a la conclusión de que no se consiguen grandes éxitos teniendo una mala relación con tu jefe.

Conozco varios directivos que teniendo una carrera profesional de éxito prolongada, dentro de su compañía, un cambio de su jefe directo ha supuesto el fin de su carrera profesional, dentro de dicha organización. Y estudiando los casos, en muchos de ellos pude ver que su forma de trabajar continúo siendo la misma antes y después de la llegada del nuevo jefe; dieron por hecho que “siendo buenos profesionales” lo seguirían siendo también con el nuevo jefe. No cabe duda que son buenos directivos, pero no supieron ver las necesidades del nuevo jefe ni adaptarse a ellas y esta actitud, les ha generado grandes dificultades en su carrera profesional, dentro de su organización.

Mortadelo y Filemon 1

Para evitar estas situaciones, lo primero que tienes que hacer es “conocer muy bien a tu jefe”. Pues bien, ¿y qué hay que saber del jefe?:

  • Cuáles son sus objetivos tanto personales como profesionales. ¿Para qué ha sido designado a ese puesto? ¿Cuáles son sus aspiraciones?
  • Sus puntos fuertes, es decir, aquello en lo que brilla y sus puntos débiles, aquello que no domina tanto o en lo que es menos hábil. Los puntos fuertes y débiles puede tratarse tanto de conocimientos como de habilidades directivas.
  • Cómo le gusta trabajar. Para profundizar sobre esta cuestión debo poder contestar a las siguientes preguntas:
  1. ¿cómo le gusta recibir la información? Por ejemplo, a través de informes que él pueda leer y estudiar, o mediante conversaciones personales en las que pueda realizar preguntas, o vía llamadas telefónicas, o por email, etc.
  2. ¿le gusta trabajar en equipo o individual?
  3. ¿comparte información?
  4. ¿delega tareas (empowerment)?
  • Cómo se comporta ante los problemas: disfruta con ellos o trata de evitarlos.
  • Las tensiones a las que está sometido, por la propia organización, por sus superiores, por sus iguales, etc.
  • También te será muy útil, para conocer a tu jefe, preguntar a otros que han trabajado con él y a tus compañeros, cómo lo perciben. Ojo con las fuentes, que sean neutrales.

El principal objetivo es conocer muy bien a tu jefe, para poder elegir la forma más eficaz y eficiente de relación.

Otro tema muy importante, a tener en cuenta, es la gestión de las expectativas. Es muy arriesgado pensar que vamos a sobrevivir en nuestra posición sin saber lo que nuestro jefe espera de nosotros, sobre todo, cuando tenemos un nuevo jefe.

Como resumen, estoy convencida de que “es responsabilidad del colaborador indagar para conocer a su jefe y para saber qué espera su jefe de él”.

No te quedes de manos cruzados: se curioso y averigua la mayor información posible sobre tu jefe. Esta es la clave: ¡alíate con él!

Coaching

Los cinco consejos clave para un buen curriculum vitae

Por Ana Herranz

Hacer un buen curriculum pudiera parecer  sencillo pero ni es tarea fácil ni se prepara en un momento.

En España desgraciadamente nunca nos han enseñado como hacerlo ni se le ha dado gran importancia. En Estados Unidos por ejemplo existe hasta una profesión, CV Writter, una persona que te hace el curriculum, y si tiene un poco de prestigio puede cobrar hasta 500€. Parece que el tema empieza a parecer importante, ¿no?

Vamos a ver cuáles son los 5 consejos básicos que podemos aplicar:

1.- Formato.- Pensemos que la primera tarea del reclutador es reducir su pila de CVs de 100 (por poner un número) a 10. Por tanto si formalmente el CV no está bien se lo estamos poniendo muy fácil para que lo tire a la basura.

Para evitarlo es esencial que el CV cumpla con los siguientes puntos:

  •  Fácil de leer, que de un vistazo se vea lo importante. Máx 2 hojas
  •  Bien estructurado
  •   Sin errores gramaticales
  •   Si es en otro idioma tiene que estar revisado por un nativo.
  •   El contenido de cada trabajo se desarrolla con “bullet point” , no con párrafos.

2.-  No genera dudas.- No hay gaps de información,  tiene una secuencia lógica, es coherente. Evidentemente hay veces en que uno ha estado sin trabajo, pero hay que saber cómo explicarlo,  por ejemplo formándonos.

3.- Contiene lo que el reclutador busca.– Hay que intentar ir cubriendo punto a punto todos los requisitos del puesto al que se aplica. Debemos poner fácil la tarea del reclutador y que según va leyendo se vaya cerciorando de que está ante el candidato ideal.

Por supuesto, no vamos a cumplir con el 100% de los requisitos pero si hemos hecho bien nuestro trabajo previo y estamos aplicando a un puesto en el que tengo posibilidades de éxito, podemos ser capaces de adaptar nuestra experiencia a muchas de  los requisitos del puesto al que aplico.

Toda aquella información que no aporte nada al puesto al que se aplica es irrelevante y puede añadir  confusión

4.- Resalta los puntos esenciales.- Utilizando las palabras clave del puesto al que se aplica. Obviamente hay que hacer el trabajo previo de saber cuáles son esas palabras clave.

5.-Demuestra la capacidad e impacto.- No podemos caer en el error común de hacer una descripción de nuestras funciones, eso no dice al lector si somos capaces de hacer bien el trabajo o no. La única manera de demostrarlo es indicando nuestros logros

Por ejemplo, en vez de decir:

Responsable de desarrollo de nuevos clientes en Asia

Podríamos decir:

Captación de nuevos clientes en el mercado asiático consiguiendo un crecimiento de las ventas un 15% superior al objetivo

Quedaría demostrado que no solo cumplimos los objetivos sino que somos capaces de superarlos

Otro ejemplo:

Responsable grandes cuentas

        Podríamos decir:

                               Renegociación de precios con clientes estratégicos consiguiendo una subida de un 7%

Desde luego, si puedes poner eso porque lo has conseguido, eres un crack de la venta. Todo el mundo sabe que los grandes clientes no se dejan subir precios, más bien al contrario.

La capacidad se demuestra con los logros conseguidos y el impacto o la creación de valor, demostrando como nuestra gestión impacta en la cuenta de resultados. En el ejemplo de arriba el impacto está claro porque supone más ingresos para la compañía, pero hay muchos puestos que no son de ventas donde es más difícil demostrar el impacto.

Si yo tengo una responsabilidad de compras y consigo reducir precios, el impacto es claro porque estoy reduciendo costes, pero en otros puestos es más difícil.

Algo que ayuda es pensar en nuestros objetivos o nuestros KPIs . Si yo soy el responsable del Servicio de Atención Telefónica y uno de mis KPIs es la reducción del tiempo de llamada, es porque estoy aumentando la productividad. Cualquier aumento de productividad impacta en la cuenta de resultados porque supone menos horas hombre y por tanto menos coste.

De este modo, en vez de:

Responsable del Servicio de Atención telefónica

Podríamos decir:

Gestión de un equipo de 70 operadores con mejoras de productividad en el último año de un 3%

Como decía al principio, hay que invertir tiempo en preparar bien el CV, y ese tiempo es inversamente proporcional al que hayamos invertido en investigar nuestro target. Es decir si conocemos todas las claves del puesto al que quiero aplicar, el CV es solo un ejercicio de comunicación y persuasión.

Carreras