Por Ana Herranz

En general todo el que busca nuevas oportunidades de lo que más se preocupa es del CV.

No se da cuenta de que el CV es una herramienta para alcanzar un objetivo, con lo cual la primera pregunta es:

¿Cuál es tu objetivo? A lo que mucha gente contesta, “ah, pues buena pregunta, no lo tengo claro”. ¿Entonces como sabemos si el CV es bueno o no, si no sabemos para qué lo queremos?

Eso en primer lugar, y en segundo, incluso teniendo muy claro lo que queremos: “quiero el puesto tal, en empresas de este tipo o sector y en este área geográfica“, la forma de que alguien nos escuche en la mayoría de los casos no depende de mi CV.

Con tanta tecnología, tantas webs de empleo y tanta sofisticación, no hemos olvidado de los fundamentos. Cuando uno busca trabajo está vendiendo sus servicios profesionales ¿y por qué subrayo vendiendo? Porque para que una venta sea efectiva, tienes que cubrir la necesidad de alguien. ¿Quién es ese alguien? El que sería tu jefe, es decir, no es ni el de RH ni un headhunter, que son meros intermediarios.

¿Y como sé que necesita?  Pues igual que cualquier vendedor hace, prospectando a nuestro cliente e intentando averiguar qué problema tiene para ver si mi producto tiene alguna característica que le sirva.

¿Y cómo hago eso? Pues la única forma de hacerlo es hablando con gente que conozca la empresa que nos interesa, ¿y quién conoce mejor la empresa que nos interesa? Los que trabajan en ella. Tenemos que buscarnos la vida para hablar con gente que trabaje en esa empresa y nos de pistas de cuáles son los retos, los proyectos, si se están alcanzando los objetivos, en definitiva cuales son los problemas para que uno evalúe y elabore un mensaje o “elevator pitch” de cómo ayudar en esos temas concretos.

Si no vendes una solución concreta a un problema concreto, lo tienes complicado. ¿a mí que me importa que seas ingeniero de la NASA, para que me sirves?.

No se trata de TI, se trata de Él

Ese pitch es el que te va a abrir la puerta a que alguien te escuche y eventualmente más adelante mire tu CV. Si no consigues romper esa barrera inicial, no llegará el momento en que nadie lea tu CV. Y además cuando llegue ese momento ya tendrás hecha gran parte de la venta, alguien habrá tomado interés en ti y el CV pierde relevancia.

Busca donde hay problemas que sepas resolver y elabora una “solución”

Esto va de hacer venta consultiva, no de mandar 30 CVs al día a través de webs de empleo.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s