Por Ana Herranz

blog_bigstock_Sale_3811470

Pues básicamente depende de si a alguien le interesa

Y si a alguien le interesa es porque le soluciona un problema

Y si la solución que das está por encima de sus expectativas, no hay otro profesional y es un problema urgente,  tu trabajo vale muchísimo. Básicamente puedes poner el precio que quieras. Yo ayer tuve que llamar al cerrajero y ni le pregunté lo que cobraba, porque estaba dispuesta a pagar cualquier precio con tal de poder entrar en mi casa.

Si resulta que hay mucha gente que puede hacer lo mismo que tú, entras en libre mercado y tu precio baja. Por supuesto poder hacer algo que nadie más conoce es complicado, pero como sabéis,  en el mercado, hay productos que se posicionan o se perciben como de alta gama y pueden cobrar más que otros que compiten por precio.

Obviamente nosotros no queremos competir en precio, léase salario, sino posicionarnos como recurso imprescindible y escaso.

¿y eso cómo se hace? Os voy a dar algunas ideas para vuestra reflexión:

  • Los productos de alta gama no se venden en el mercado de abastos, léase, aplicando a puestos en linkedin u otras plataformas. No digo que no hay que mirarlo, puedes mirar puestos que te interesan pero a partir de ahí abrir otros canales.
  • No es lo mismo que tú llames a la puerta para vender tus servicios a que alguien te llame a ti para pedírtelo. Si te buscan tienes mucho mayor poder de negociación que si buscas tú. Por tanto hay que desarrollar estrategias que nos den visibilidad, tener un perfil atractivo y optimizado en linkedin puede ser una vía para que nos visiten. Y todo el contenido que generemos en redes sociales valida nuestra conocimiento y experiencia.
  • Otra fuente de visibilidad es que la gente nos recomiende, y volvemos al tema de nuestros contactos y nuestra reputación, que tenemos que cuidar de manera constante
  • El mensaje que damos es absolutamente crucial. Ayer revisaba un CV de un profesional de 15 años de experiencia y le decía, estás mezclando y dando la misma importancia a proyectos totalmente estratégicos con otras tareas puramente tácticas. Eso hace que lo importante se pierda en el bosque y por tanto tu mensaje pierda fuerza. El ejercicio de identificar y comunicar nuestro valor profesional es clave para pasar de ser Primark a Hermés.

 

 

¿Tú que quieres ser?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s