por Ana Herranz

yourfired

El despido es la situación más traumática por la que puede pasar un profesional en la vida laborar y en algunas ocasiones puede suponer un mazazo tal a la autoconfianza que hay gente que necesita ayuda de un experto, como un coach o un psicólogo, para superarlo.

En ocasiones estos despidos se deben a circunstancias externas sin que haya nada que podamos hacer para evitarlo pero en otros casos una correcta actitud nos puede ahorrar disgustos.

Vamos a ver las causas más comunes:

  1. Baja productividad. – Este es el caso más obvio, si resulta que siempre te retrasas en entregar lo que te piden, tienes errores, baja calidad, te distraes, no te fijas, pues inevitablemente vas adquiriendo papeletas. Pero lo peor de todo no es equivocarse, lo peor es no intentar aprender. Es peor un empleado que siempre busca excusas y echa balones fuera que otro, igual algo más lento, pero que intenta aprender y mejorar. Por tanto, cultiva la humildad, aprende y ayuda. A los que van de sobrados no les quiere nadie.
  1. No ser resolutivo.- Hacer lo que te han pedido no es suficiente. Si adoptas esa actitud de yo he hecho lo que me han dicho y no hago nada más, mal asunto. Ojalá fuera así de fácil. En las organizaciones cada día surgen problemas nuevos, cuya manera de resolverlos no está en un manual y hay que buscar una solución, por un lado, e intentar que los errores no se repitan en el futuro. No solo se nos paga por hacer una tarea, se nos paga por pensar también.
  1. Mala relación con el jefe.- Tú puedes ser muy listo pero si le haces la vida imposible a tu jefe no vas por buen camino. Desde el principio, tienes que intentar entender que es lo que espera de tí y cómo, de forma que tengas muy claro lo que tienes que hacer y lo que él considera un trabajo de calidad. Hay veces que solo por falta de comunicación las relaciones se bloquean simplemente porque vamos con ideas preconcebidas de cómo hay que hacer las cosas que no coinciden con las expectativas de la otra persona. También es importante aportar soluciones, hay gente que está siempre criticando todo pero nunca dice como habría que mejorarlo. Si solo vas a quejarte, mejor cállate.
  1. Falta de encaje cultural.- Las organizaciones tienen sus valores, su cultura y su forma de hacer las cosas y pretenden que los empleados encajen con esa cultura. Si tú no encajas, no te pases el día criticándolo, sobre todo porque no es realista, no puedes luchar contra una organización entera. Si acaso, puedes proponer cosas que se te ocurran que puedan ser mejoras, pero siempre como propuestas, nunca como quejas. Y cuando no te gusten cosas como la política, la ética de la empresa, igual tienes que pensar en buscar otro sitio, porque como digo, tú no lo vas a cambiar.
  1. Compras, fusiones, EREs.- Si tu empresa pasa por algún proceso de estos, échate a temblar, porque pasas a ser un número en el Excel y no tienes historia. Todas las horas extras, fines de semana, etc, se han borrado de tu historial. ¿qué puedes hacer en estos casos? Pues te diría que siempre, siempre, hay que trabajar por si esto sucede, ¿cómo? Trabajando día a día en construir una Reputación de profesionales eficaces, responsables y confiables. Eso por un lado, y por otro, creando, manteniendo y alimentando nuestra red de contactos a lo largo de toda nuestra carrera.

Podemos perder el trabajo, pero nuestra reputación y nuestro network solo podemos crearlo y destruirlo nosotros mismos.

Qué cada uno reflexione sobre lo que está haciendo la respecto

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s