Por Ana Herranz

persuasion

Conseguir un trabajo o una promoción conlleva siempre un ejercicio de persuasión.

La primera regla de la persuasión es conocer qué es lo que le preocupa a nuestro interlocutor. Si nuestro interlocutor es una persona de Recursos Humanos en una entrevista, para prepararnos bien, vamos a pensar en aquello que está buscando:

  • Una formación para poder realizar el trabajo en cuestión
  • Una experiencia determinada y/o un potencial de aprendizaje que permita el desarrollo posterior en la compañía.
  • Unas competencias necesarias para el desempeño del trabajo, por ejemplo orientación comercial, planificación, negociación, etc.
  • Una motivación que permita al candidato ir más allá de lo que se le pide
  • Una afinidad con la cultura de la empresa para que el candidato no choque con las reglas de la organización

Las especificaciones de los 3 primeros puntos las encontramos en la oferta a la que hemos postulado, no hay que investigar mucho y tenemos que asegurarnos que nuestro interlocutor entiende que somos perfectos. Normalmente siempre habrá algún punto que no cubramos totalmente, pero no pasa nada, mientras cumplamos con el 70% de los requisitos. ¿Qué hacemos para trasmitir que cumplimos con estos requisitos?

Pues hay que usar tácticas para que el mensaje se grabe en el interlocutor. Por ejemplo, ante la primera pregunta de la entrevista de “cuéntame tu trayectoria”, podemos ser un poco originales y decir algo de este estilo: “Permítame que empiece por señalar aquellos hitos de mi carrera de los que estoy especialmente orgulloso: En mi último puesto conseguí a, b y c.”

Y casualmente a, b y c, coinciden con los puntos más importantes que se requieren para el puesto. Por supuesto cada uno tendrá que prepararse el discurso adaptándolo, pero esta es una forma de captar la atención del entrevistador que va a ver en el primer minuto que soy un candidato a valorar y le vamos a predisponer a nuestro favor.

¿Cómo demostramos nuestra motivación? Pues por ejemplo si conocemos los productos, noticias recientes de la empresa de las que podamos hacer mención en la entrevista.

Y por último el tema de la cultura. Normalmente en su web las empresas ponen cuál es su visión y sus valores que reflejan cual es la cultura de la empresa. Esta información nos va a permitir enfatizar como nosotros comulgamos con ellos. Por ejemplo si hablan de responsabilidad social, podemos mencionar actividades sociales en que hayamos participado, como ser voluntario de una ONG.

Es decir, tenemos casi toda la información para crear una historia que persuada a nuestro interlocutor. Solo hay que dedicarle un poquito de tiempo. Las entrevistas suelen ser muy standard, creedme.

Otro día hablaremos de cómo prepararse para las preguntas por competencias.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s