“Dar por hecho” nos bloquea y nos impide actuar

Por Victoria Gimeno

Hablamos muchas veces de las creencias que tenemos sobre nosotros mismos, y sabemos que algunas nos limitan y nos impiden dar un paso adelante porque estamos seguros de que no vamos a poder enfrentarnos a una determinada situación; también hablamos de las creencias que nos empoderan y que nos dan tanta seguridad que somos capaces de cualquier cosa.

Pero hoy, no voy a hablar sobre las creencias que tenemos de nosotros mismos, sino de las que tenemos sobre los demás. Estas creencias pueden ser igual de limitantes o poderosas que las nuestras.

En este sentido, nos pasamos la vida juzgando a los demás y poniéndoles etiquetas, eso hace que nuestras relaciones con ellos no sean “naturales”. Por ejemplo si yo pienso que mi jefe no me va a tener en cuenta en un proyecto porque tengo X años, o porque estoy embarazada, lo más probable es que yo no se lo pida, aunque sea el proyecto de mi vida.

Este “dar por hecho” cuál va a ser el comportamiento de los demás, contamina nuestra comunicación con ellos y nuestras relaciones. En realidad,  nos bloquea y nos impide actuar.

Cuando analizamos las reacciones que van a tener los demás, estos “dar por hecho”, vemos que son producto de experiencias pasadas ante alguna situación concreta, tal vez una determinada mirada o comentario, o un momento en el que el otro tenía una emoción puntual. Así vamos poniendo etiquetas como este es un manipulador, un machista, una feminista, un buenazo, etc, etc…  Con esto no quiero quitar mérito a la intuición, que lo tiene, pero si quiero que reflexiones sobre el fundamento y validez de tus juicios y tus etiquetas, quiero que no presupongas y que te atrevas a comunicar tus deseos, lo que sí es seguro es que si no los comunicas, el “no” ya lo tienes.

Imagínate cuántas cosas te has podido perder, ¿un aumento de sueldo, una promoción, una fiesta genial, un viaje exótico, una novia maravillosa..? Si, ya sé que me vas a decir que también te  has evitado muchos marrones… Pero, ¿dónde están las pruebas de esos marrones? Esa es también tu creencia sobre los demás.  Al final si no comunicas lo que quieres, solo quedará lo que pudo haber sido y no fue. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s